Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
Vaticinios de una memoria...

Ven y únete a esta gran cruzada... !

¿Para qué?

Donde todo parece evidente, se presenta algo que cambia el enfoque 
establecido desde hace tiempo. 
En un mundo lleno de certezas por lo que creemos, 
llega un cuestionamiento poco utilizado. 
Dentro del día se utilizan varias preguntas 
y si su repuesta se extiende de seguro estuvo acompañada de un ¿por qué?, 
y qué tal si la cambiamos por un desafiante ¿para qué?
 
¿Desafiante?, ¡claro!, vamos a viajar un poquito a todo lo que has hecho desde niño/a, 
este ejercicio no es novedoso, porque inconscientemente lo hacemos todo el tiempo. 
Cuando se entabla una conversación y a la pregunta principal se adiciona un ¿por qué?,
inmediatamente tu memoria a largo plazo se activa 
y empiezas a comentar las causas racionales que te llevaron a estar en donde te hallas, 
o lo que hizo que actuaras de una u otra manera, aun si estas son justificaciones.
Empecemos a visualizar como funciona lo que he mencionado. 
Unas cuantas preguntas para ti: 
¿por qué estás vivo?, ¿por qué tienes una comida preferida?, 
¿por qué no te gustan todos los colores?, ¿por qué lees este escrito?, 
te aseguro que todas las respuestas tienen una causa basada en la razón de tu pasado, 
esas experiencias que marcaron de una u otra forma tu vida. 
 
Pero, y si somos los dueños y protagonistas de nuestra vida, 
que tal si cambiamos una palabra que al instante nos lleve a proyectarnos en el futuro.
Hoy se presenta frente a tus ojos un hermoso «¿para qué?», 
y si lo que haces ahora mismo tiene su razón de ser... para crecer de forma personal, 
para que en el día te vaya bien, para seguir adquiriendo nuevos conocimientos, 
y mañana tener una buena cosecha en todo sentido. 
¿Lo has notado?, todas las razones se marcan con un futuro prometedor, 
encaminados a lo que quieres conseguir. 
Y le das libertad a tu ser crítico, analítico, ágil 
y en un instante ya se manifiesta esa iniciativa 
y espíritu emprendedor que vive en ti.
 
Alguna vez escuchamos que «la vida te regala todos los días un cheque de 24 horas 
y tú decides como invertirlo», 
entonces cada uno se convierte en un inversor para conseguir 
los objetivos planteados con antelación. 
Ahí precisamente es donde entra en juego un valioso «¿para qué?», 
y tu creatividad se activa hasta el punto de generar un abanico de infinitas oportunidades 
y posibilidades de enfocarte en lograr tus metas.
 
Hoy permíteme realizarte un par de preguntas, donde solo tú serás el dueño de las respuestas 
y el peso que estas tengan para seguirte esforzando cada día, dime: 
¿para qué te has levantado temprano?, ¿para qué sigues estudiando?, 
¿para qué intentas ser una buena persona?, ¿para qué compartes tus conocimientos?, 
¿para qué viajas fuera de tu hogar?, ¿para qué lees?, ¿para qué te alimentas?, 
¿para qué tomas agua?, ¿para qué quieres seguir aprendiendo?, 
y ¿para qué te despertaste hoy?
 
De seguro aún hay muchas preguntas que hacerte, 
pero estas son las poquitas que puedo enlistarte para recordarte que tienes 
todas las herramientas para trabajar por lo que deseas alcanzar 
y si alguna de ellas te falta, iras a conseguirla.
 
Detestas la monotonía y no te gusta la rutina, porque te encanta salir de tu zona de confort, 
sino no te levantarías temprano para viajar hasta tu trabajo o empezar clases, 
le darías un peso nulo al querer seguir aprendiendo, tu alimentación te habría enfermado, 
y dañar a como de lugar a otros individuos sería una forma de vivir. 
Créeme que ese jamás ha sido tu proceder, te conozco.
 
Recuerda que un «¿para qué?», no es una pregunta pequeña, 
es una forma de llenar tu corazón al reconocer todo lo que estás haciendo ahora mismo. 
No solo es agricultor quien cosecha algo de alimento de la tierra, 
tú también lo eres dentro de tu vida misma. 
 
Tus semillas serán las intenciones con las que ejecutas las cosas 
y tu cosecha se transforma en lo que cada día se presenta a lo largo de tu camino, 
asegúrate de tener un buen cultivo y prepara unas canastas resistentes 
para todo lo que cosecharas.
Y dentro de tantos ¿por qué?, no te olvides de juntarlo con un ¿para qué?, 
hermoso día para ti, que te detuviste a leerme.
Compartir este post
Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post