Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
Vaticinios de una memoria...

Ven y únete a esta gran cruzada... !

Una carta de un nieto a su amada abuela

DE SEGURO ALGUNA VEZ SE HA CRUZADO ESTA PREGUNTA POR TU CABEZA…
Pero si, cuando menos lo esperas, así es como sucede, llorar con el corazón roto,
aun pareciendo fácil no es así cuando quieres reprimir sentimientos…
Entonces solo te percatas de no hacerlo en público…
La importancia de ser amable con las personas, dar un saludo a cualquier
hora del día a las personas que te encuentran en la calle, regalar un poco de verduras
cuando la cosecha era abundante… sin duda han sido los lazos más grandes
de mi abuelita con su prójimo.
Siempre hay que ser agradecido con Dios, y si alguien no responde a tu saludo, tranquilo…
eso a la final no debe afectarte, recuerda que a quien saludas es a Dios, así me enseñaba
mi abuelita cuando era pequeño… Si alguien hace algo que no debe y te causa dolor,
tu no hagas lo mismo, al contrario, da más amor, trata a esa persona como te gustaría
que te trataran a ti…
después de todo no tenemos mucho tiempo en esta vida para guardar rencores,
me decía ella…
Aurora la noble, eran las palabras que desde pequeño escuche que le decían a ella…
a veces algo avergonzada, a veces algo sonriente con estas palabras,
pero que mas daba si quien se las decía era su esposo…
Desde joven proyectó ser una mujer trabajadora, responsable de su hogar
y madre ejemplar para sus hijos.
Cada uno de ellos con un poco de mi abuelita…
Ser el nieto más grande, en algunos casos resulta favorable para ser el mas consentido de casa,
pero a estas alturas de la vida creo que ser el consentido fue el mejor regalo que me dio la vida,
criarse cerca a los abuelitos es como tener 4 padres solo que ellos dos son sin duda
quienes te enseñan las cosas con amor y desde el placer de disfrutar de la vida.
Mi abuelita falleció hace ya muchos años, pero quienes la recuerda lo hacen con agrado y
mucho agradecimiento, lo poco o mucho que podía haber tenido lo compartía…
Una alteración de la presión alta, hizo que su salud tambaleara,
generándonos a todos un gran susto y entre decisiones apresuradas,
se podría decir que atentamos contra su vida, al acudir a médicos
que al parecer tenían como prioridad hacer mucho dinero…
Sin duda, en la vida hay muchas personas y situaciones que nos dejaran una lección en la vida,
eso sin duda, cada una de las complicaciones que tenían las personas
al ingresar a la sala de emergencias de un hospital, mientras cuidas de tu abuelita,
cambia tu chip.
Ese que vive pensando en cosas materiales y se olvida de las cosas verdaderamente importantes,
la familia, la salud, la posibilidad de levantarte cada día y contar con 24 horas
para edificarse en la vida.
Alrededor de 1 mes, ver a mi abuelita solo responder con el movimiento de sus ojos
a cualquier cosa que tu cuestionaras, es la impotencia y la tristeza mas grande en el corazón.
Recordar las mañanas de un café caliente, los almuerzos todos apresurados por la universidad
y las meriendas en altas horas de la noche al regresar del trabajo,
son de las cosas que mas me causaban nostalgia al verla acostada en una cama sin mencionar
una palabra para comunicarse.
Su evolución fue algo lenta, pero que dijera una palabra, que sonriera con cualquier chiste
sin sentido era la mayor fortuna.
Ella estaba conmigo siempre que la necesitaba, a veces la universidad se ponía complicada,
pero sin falta a las 10:30 am llegaba con su vaso de chocolate caliente y un pan diciéndome:
Sírvete una comidita, debes estar cansado. La cabeza piensa mejor con el estómago lleno.”
El solo escribir estas palabras hacen que mis ojos se ahoguen con las lágrimas,
ella era el motivo para que yo no me rindiera, mis padres también eran el motivo para lograr mis metas, pero cuando quería lanzar la toalla al suelo, mi abuelita llegaba como un bombero,
apagaba el incendio de mi frustración.
Pero finalmente su recuperación le dio la posibilidad de regresar a casa.
El día que regreso a casa… fue un jubilo para toda la familia.
Recuerdo que cuando llego a casa, todos sus nietos tenían una gran sonrisa en el rostro
y ojos llorosos al verla, pues siendo niños no podían ingresar al hospital
y no la habían visto por más de 1 mes.
Incluso las mascotas de la casa corrían de un lado a otro, anunciando la llegada de mi abue a casa
con cada ladrido que daban…
Cuando mis vecinos se enteraron que ella había vuelto, no dudaron en visitarla y así ha sido desde que llego a casa, cada semana es una persona diferente que viene a verla,
pero todos con algo en común, apreciarla por como fue con ellos cuando la veían.
Lo siento no puedo impedir que estas lagrimas y este llanto nublen mis deseos de escribir mas…
Llorar con el corazón roto, ha sido una moda en estos últimos años por un amor que
ya no es correspondido en el plano terrenal.
El ser como soy con mi familia se refleja en su gratitud…
Te amaré por siempre abuelita… estas letras son para ti
si no vives para servir… entonces no sirves para vivir”
Aurora Zevallos
Una carta de un nieto a su amada abuela
Compartir este post
Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post