Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
Vaticinios de una memoria...

Ven y únete a esta gran cruzada... !

Tus intenciones...

Cuando te detienes a pensar en todo aquello que has hecho,
regresas el tiempo y te dices:
«que orgullo por lo bueno que hice»,
y si lo malo no es mucho también lo hiciste.
La mayor parte de tus intenciones han sido buenas,
porque hay algo que tener presente,
como somos por dentro lo demostramos afuera.
¿No me crees?, compruébalo tú mismo.
Compartiste la canción que te gustaba,
solo con el nulo comentario de decir:
«escúchala está buena»,
cuando en el fondo lo que querías era expresar tus sentimientos
y causar consuelo o alegría a quien lo escuchara.
Cantaste a todo pulmón en un cumpleaños para hacerle sentir bien a la persona festejada,
también enviaste en fotos tu tarea a tu mejor amigo
para que la hiciera después de que se le olvidó o no pudo hacerla.
Ayudaste a cruzar la calle a un anciano
porque de algún modo tú llegaras a la misma situación en algunos años
y te gusta la idea de pensar que puedes encontrar a alguien como tú.
Encontraste documentos extraviados
y decidiste dárselos a la policía,
si a ti te pasara lo mismo te gustaría recuperar aquello que pierdes
y es primordial para asuntos legales.
Al tener un familiar enfermo compraste medicina,
incluso lo habías acompañado en aquellos días
que tu compañía para una plática
o asistirle con los cuidados necesarios eran vitales y,
ya que estabas en el hospital,
donaste aquel medicamento que pudo ser necesario en otras personas.
La caballerosidad en algunos hombres tampoco se queda de lado,
recuerdas aquella tarde de frío en la que te sacaste aquella capucha
que tanto te gustaba para dárselo a la muchacha que te acompañaba,
pero después no lo recuperaste, algo que usualmente pasa,
de seguro la joven lo recordara con el paso del tiempo.
Si alguien te dio más dinero del necesario al regresarte el cambio de algo que compraste,
sin duda pudiste devolverlo o quedártelo,
pero una vez más tu consciencia hizo su trabajo,
así que, lo devolviste, quizás y pudiste sacar provecho de esta situación,
sin embargo la satisfacción de haber hecho lo correcto no se compararía.
¿Siempre la verdad o verdades a medias?,
quizás es aquello que alguna vez te has cuestionado,
pero tú sabías que era lo correcto.
La sinceridad es una de las cualidades que valoras tener
y que tengan las personas que conoces, en eso no hay duda.
El inicio de toda amistad no solo se teje con esta cualidad,
porque es englobada por la honestidad
y de la mano la acompaña el respeto.
Los ejemplos en los que se presenta tu intención son muchos,
desde estar leyendo esto ya merece un significado,
todo tiene una razón de ser
y mientras no hagas daño a las personas con aquello que haces,
será la forma más extraordinaria de identificarte a donde quera que vayas.
«Que nadie se acerque jamás a ti sin que al irse se sienta un poco mejor y más feliz».
 Teresa de Calcuta
Tus intenciones...
Compartir este post
Repost0
Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:
Comentar este post